Uranofobia

Las creencias y el fanatismo religioso están detrás del intenso temor que experimentan algunas personas a no ser dignas de la idea mística del paraíso.

Como no podría ser de otra manera, este miedo deriva del hecho de encontrar la muerte sin haber hecho los suficientes méritos para terminar en el cielo.

Por extensión, está referido también al miedo a morir, simple y llanamente.

El ser humano ha temido a la muerte desde su origen y tal experiencia le ha llevado al desarrollo de mitos y religiones, algunas de las cuales cuentan con amplias reflexiones sobre el lugar al que van las personas cuando mueren.

El nexo de unión entre casi todas ellas es que suelen hablar de  un sitio idílico, en que los bienhechores disfrutan eternamente y de otro terrorífico, al que van a parar aquellos que se han portado mal.

Qué es la Uranofobia

La fobia que nos ocupa se caracteriza por el miedo irracional al concepto místico del paraíso que no puede ser alcanzado por todos.

Las personas que la sufren viven con la amenaza latente de que la vida se termine y no haya nada más “al otro lado” o lo que haya no sea en absoluto de su agrado.

Desde esta óptica, puede hablarse del miedo a lo desconocido o inexplorado. Por tal razón, esta fobia guarda igualmente una estrecha relación con el temor irracional a lo infinito, al cielo físico y al espacio exterior, debido a su inmensidad y a todo lo que puede ocultar.

Se trata de una fobia de tipo generalizada, lo que significa que sus efectos pueden sentirse en cualquier momento del día, todos los días del año, sin necesidad de un estímulo que la provoque como ocurre con las fobias físicas, como el miedo a los perros.

He aquí el motivo por el que puede ser muy limitante para el fóbico.

Cuáles son las causas del temor a no alcanzar el cielo

No existe demasiada información en torno a las causas de esta fobia, si bien la mayoría de los expertos están de acuerdo en que es susceptible de estar provocada por las mismas causas o factores predisponentes que otras fobias como una pasada experiencia traumática, un episodio cercano a la muerte o una educación religiosa demasiado férrea.

Es probable, sin ir más lejos, que el afectado se haya se haya visto amenazado continuamente por sus padres o tutores con la idea de ir al infierno o con la de no llegar a ganarse el cielo, por conductas de escasa relevancia moral durante el período de su infancia.

Esta circunstancia es la que posteriormente le lleva a pensar que, por mucho que ponga de su parte, nada va a redimirle una vez muerto.

Temor a no alcanzar el cielo o paraiso

Existe también la posibilidad de que el individuo haya experimentado el fallecimiento de uno o de varios de sus seres queridos en un período de tiempo muy corto o de mucha vulnerabilidad emocional, o bien que haya sufrido una grave enfermedad o se le haya administrado un procedimiento médico invasivo que le genere el pensamiento de que la vida es de naturaleza frágil y que la muerte acecha en cualquier momento.

Otras veces, la fobia se puede desarrollar por aprendizaje, es decir, sería una especie de “herencia” de un miembro de la familia que también padece miedo al cielo u otros temores similares como  miedo al infierno (estigiofobia), miedo a ser enterrado vivo (tapefobia) o miedo a la muerte (tanatofobia).

Una crisis de angustia inesperada puede ser otra causa de las que desencadene un temor generalizado a la muerte, o a cualquier forma de uranofobia.

La previa presencia de otra fobia parecida o asociada predispone al individuo a la presentación del pánico al cielo.

Finalmente, en otros casos la persona es incapaz de recordar el origen de su miedo o el mismo ha sido desplazado conforme a la lógica.

Características del miedo Uranofóbico

  • El sujeto ha de poder expresar el miedo y entender su causa para ser tratado
  • Los síntomas se mantienen por tiempo indefinido, como puedan ser meses o años
  • El miedo superior al normal, como es el caso, se considera irrazonable e inverosímil
  • Se está en este punto cuando la persona no entiende de argumentos

Cómo superar este transtorno

Todas las fobias se pueden superar si el individuo es capaz de someterse al preciso tratamiento por un experto psicoterapeuta que le oriente sobre el control del miedo.

Hablamos, una vez más, de las tan efectivas terapias conductuales, que han tenido un éxito rotundo.

Dichas terapias han de guiarse por especialistas, que tienen el fin de enfrentar al paciente con el objeto provocador del miedo, lo que también se puede llevar a cabo a través de la realidad virtual, una técnica muy avanzada que se ampara en la tecnología.

Puedes compartir

2 Comentarios

  1. Daiana Diaz dice:

    Hola me llamo Daiana y tengo miedo el cielo

  2. ismael dice:

    Me llamo Ismael , tengo terror al que si hay algo mas alla de la muerte asi como pesadillas con el espacio exterior algunas de ellas con el fin del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *