Fobias raras

Aunque la mayoría de las personas han oído hablar de las fobias comunes (miedo irracional a un objeto, una situación o ser vivo), como el miedo a las alturas (acrofobia) o el miedo a las arañas (aracnofobia), hay muchas fobias extrañas y menos conocidas.

Mientras que el miedo es una respuesta natural al peligro, las fobias a menudo ocurren en respuesta a algo que probablemente no causará daño real.

Índice de contenidos

21 fobias extrañas de las que tal vez nunca hayas oído hablar:

1. Aracibutirofobia (Miedo de que la mantequilla de maní se pegue al paladar)

La aracibutirofobia es el miedo a que la mantequilla de maní se pegue al paladar. Mientras que el fenómeno ha sucedido a todos en un momento u otro, las personas con aracibutirofobia le tienen mucho miedo.

La gravedad de la aracibutirofobia varía de persona a persona.

Algunas personas con esta afección pueden ser capaces de comer pequeñas cantidades de mantequilla de maní, mientras que otras evitarán comer mantequilla de maní o cualquier otra cosa con la consistencia de la mantequilla de maní por completo.

La aracibutirofobia puede provenir de una fobia mayor a las cosas que son pegajosas o del miedo a asfixiarse. También puede provenir de un incidente traumático con la mantequilla de maní, como ahogarse o ser alérgico a ella.

2. Nomofobia (Miedo a estar sin su teléfono móvil)

La nomofobia es el miedo a estar sin tu teléfono móvil. Las personas con nomofobia experimentan una ansiedad excesiva por no tener su teléfono con ellos, porque su batería está baja o porque su teléfono está fuera de servicio.

Independientemente de las circunstancias, el no poder usar su teléfono hace que las personas con nomofobia entren en pánico y experimenten síntomas extremos de ansiedad.

Esta fobia a menudo proviene de una persona que tiene una adicción al teléfono celular. Las personas con esta fobia pueden revisar obsesivamente su teléfono durante todo el día.

Parece ser bastante común. En encuestas recientes de diversas poblaciones, la prevalencia de ansiedad relacionada con no tener o no poder usar un teléfono celular osciló entre el 9 y el 77%.

Un grupo en Italia ha sugerido que se agregue la nomofobia a la quinta versión del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-V).

3. Aritmofobia (Miedo a los números)

Muchas personas crecen temiendo la clase de matemáticas, pero las personas con aritmofobia tienen un miedo genuino a los números.

Las personas con este temor generalmente experimentan ansiedad asociada con las matemáticas o con el manejo de los números en general, en comparación con el temor de ver realmente los símbolos numéricos.

El miedo a los números también se denomina a veces numerofobia. La aritmofobia puede perjudicar significativamente la vida de una persona, ya que es difícil realizar muchas tareas u ocupaciones sin tener en cuenta los números.

4. Plutofobia (Miedo al dinero)

Muchas personas probablemente desean tener más dinero, pero la plutofobia es un miedo al dinero o a la riqueza. Las personas con plutofobia pueden temer volverse ricas o tener miedo de las personas ricas. Por lo general, temen al dinero en sí mismo y tener que lidiar con el dinero.

Las personas con este miedo pueden sabotear potencialmente su carrera para evitar que ganen más dinero o se hagan ricos.

El miedo a enriquecerse puede provenir del miedo a las responsabilidades o presiones asociadas con ello o del miedo a ser robado.

Fobias muy extrañas

5. Xantrofobia (Miedo al color amarillo)

La xantrofobia es un miedo al color amarillo. Las personas con xantrofobia también suelen tener miedo de cualquier objeto que sea amarillo, como los autobuses escolares y las flores.

Las personas con xantrofobia pueden evitar el color amarillo a toda costa. Esta fobia tiende a interferir con la vida diaria, ya que las cosas amarillas se pueden encontrar en todas partes.

6. Ablutofobia (Miedo a bañarse)

La ablutofobia es el miedo a bañarse, lavarse o limpiarse. Esta fobia ocurre con mayor frecuencia en los niños y se resuelve con la edad, pero aún puede estar presente en los adultos. Las personas con ablutofobia evitan bañarse y ducharse, lo que puede llevar a un olor corporal desagradable y a veces al aislamiento social posterior.

Sin embargo, su miedo al baño y la ansiedad que experimentan durante el baño tienden a ser tan extremos que estas consecuencias palidecen en comparación.

La ablutofobia puede ser el resultado de un evento traumático que involucra agua o de una persona que tiene miedo de mojarse. En algunos casos, la fobia se relaciona con la aquafobia, que es el miedo al agua.

7. Octofobia (Miedo del número ocho)

La octofobia es un miedo al número ocho. Curiosamente, hay pocas otras fobias conocidas a números específicos, excepto por el miedo a los números mismos (aritmofobia) y el miedo al número trece (triskaidekaphobia). Las personas con octophobia no sólo temen el símbolo ocho tal como aparece escrito, en las direcciones o en los anuncios, sino que también pueden temer los objetos presentes en grupos de ocho.

El miedo al número ocho puede venir de su semejanza con el signo del infinito. También puede provenir de un evento traumático que involucra al número ocho, como un accidente que ocurrió el día 8 del mes.

8. Optofobia (Miedo de abrir los ojos)

La optofobia es el miedo a abrir los ojos. Este miedo puede ser extremadamente debilitante, ya que es difícil para un individuo llevar a cabo sus actividades diarias sin abrir los ojos. Las personas con optofobia pueden preferir permanecer en interiores o en áreas poco iluminadas.

Esta fobia generalmente se asocia con un trastorno de ansiedad generalizada. Como tantas otras fobias, este miedo suele ser el resultado de un incidente traumático.

9. Globofobia (Miedo a los globos)

La globofobia es un miedo a los globos. El nivel de miedo varía de persona a persona y puede variar desde evitar estar cerca de globos hasta evitar lugares con globos por completo.

En algunas personas, el miedo es tan grande que incluso ver un globo en la televisión desencadena una ansiedad intensa.

Esta fobia puede ser especialmente difícil para los niños pequeños, ya que los globos suelen estar presentes en las fiestas de cumpleaños de los niños.

La globofobia suele ser causada por una experiencia traumática con un globo en la niñez, como el estallido de un globo y el ruido que los asusta. También puede estar relacionado con el miedo a los payasos (o coulrofobia), ya que ambos se encuentran a menudo juntos.

10. Hipopotomonstrosesquipedaliofobia (Miedo a las palabras largas)

Hipopotomonstrosesquipedaliofobia es un miedo a las palabras largas. Irónicamente, también es la palabra más larga del diccionario. Otro nombre para esta fobia es sesquipedalofobia.

Se cree que esta fobia se desarrolla por estar avergonzado de pronunciar palabras largas incorrectamente.

Esto puede ocurrir mientras lee en voz alta frente a la clase cuando es niño. La fobia también puede ser común en personas con dislexia.

11. Efebifobia (Miedo a los adolescentes)

La efebifobia es un miedo a los adolescentes o jóvenes. Las personas con efebifobia pueden percibir a los adolescentes como fuera de control o peligrosos.

Las personas con este miedo pueden creer que los adolescentes son groseros, impredecibles y no siguen las reglas.

Se cree que este miedo se desarrolla a partir de la imagen negativa de los adolescentes en los medios de comunicación. Las personas con efebifobia tienen miedo de los adolescentes y no querrán estar cerca de ellos. Las personas con este miedo pueden evitar ir a la casa de un amigo si tienen adolescentes o ir a lugares donde los adolescentes tienden a pasar el rato.

12. Onfalofobia (Miedo a los ombligos)

La onfalofobia es un miedo a los ombligos. Las personas con onfalofobia evitarán ver o tocar los ombligos, incluso los suyos propios. Incluso podrían ponerse un vendaje sobre el ombligo para evitar mirarlo. A veces evitan lugares donde los ombligos pueden estar expuestos, como la playa.

13. Linonofobia (Miedo a las cuerdas)

La linonofobia es un miedo a las cuerdas. Una persona con linonofobia tendrá una reacción extrema al pensar en la cuerda, y mucho menos al verla en persona. Las personas con linonofobia evitarán usar cuerdas o cualquier cosa que tenga que ver con cuerdas, como coser o atar zapatos.

Esto generalmente se desarrolla a partir de una asociación negativa con el hilo que puede provenir del miedo a ser restringido o restringido.

Una persona que experimenta un evento traumático, como ser atada como castigo o secuestro, puede desarrollar linonofobia. También puede desarrollarse simplemente viendo estos eventos en la televisión.

14. Pogonofobia (Miedo a las barbas)

La pogonofobia es un miedo a las barbas. Esto generalmente se debe a un incidente alarmante con una persona barbuda. También puede surgir de una persona a la que no le gusta que una barba esconda la cara de alguien.

Las personas con pogonofobia evitarán a las personas con barba e incluso pueden tener ansiedad al mirar la foto de alguien con barba. Por lo general, no serán amigos de alguien que tenga barba y se sentirán extremadamente nerviosos cuando hablen con alguien que sí la tenga.

15. Chaetophobia (Miedo al cabello)

La cetofobia es un miedo al cabello. Esta fobia puede ser un miedo al propio cabello de una persona, al cabello de otras personas o incluso al cabello de un animal. Las personas con chaetofobia pueden tener miedo de una bola de pelo en el suelo o de peinarse el cabello.

Por lo general, evitan situaciones en las que otras personas se tocan el cabello y a menudo les resulta extremadamente difícil hacerse un corte de pelo.

Esta fobia puede surgir de una experiencia traumática que involucra al cabello. Algunos ejemplos son un mal corte de pelo o la pérdida de grandes cantidades de cabello, como quedarse calvo.

También puede ser causado por alguien que cree que el cabello está sucio y no quiere entrar en contacto con él.

Las fobias relacionadas son la tricofobia y la tricofobia. La tricofobia es el miedo a tener el cabello suelto, como el cabello que se ha caído sobre la ropa o los muebles. La tricopatofobia es el miedo a la enfermedad del cabello, como un cambio en el color del cabello o la calvicie.

16. Vestiphobia (Miedo a la ropa)

La vestifobia es un miedo a la ropa. Para muchas personas, esto se manifiesta como un miedo a una prenda específica. Para otros, puede provenir de un miedo a la ropa ajustada que hace que se sientan restringidos. En otros casos, es un miedo a toda la ropa.

La vestifobia puede surgir de una alergia a un tipo específico de tejido o de un evento traumático asociado con una determinada prenda de vestir.

Por ejemplo, ha habido casos en los que los ex soldados han desarrollado miedo a la ropa militar.

17. Ergofobia (Miedo al trabajo)

La ergofobia es un miedo al trabajo. Las personas con ergofobia tienden a tener ansiedades extremas asociadas con su lugar de trabajo o ambiente de trabajo. Otros pueden tener miedo al trabajo manual o al acto de trabajar por sí mismos.

Aún así, otros pueden tener miedo de encontrar un trabajo. Todos estos casos se clasificarían como ergofobia.

El miedo al trabajo puede conducir a ataques de ansiedad y perjudicar la capacidad de una persona para desempeñarse profesionalmente.

Puede tener un gran impacto en la vida de una persona, ya que la mayoría de las personas necesitan mantener un trabajo para sobrevivir. La ergofobia puede provenir del agotamiento ocupacional, en el que una persona se siente tan estresada y agotada por su trabajo que siente que ya no puede completarlo.

También puede asociarse con experiencias laborales negativas, como un empleador abusivo o un pobre equilibrio entre el trabajo y la vida privada.

La ergofobia suele estar relacionada con otras fobias específicas, como la fobia social, el miedo a hablar en público o el miedo a la crítica.

18. Decidofobia (Miedo a tomar decisiones)

La decidofobia es el miedo a tomar decisiones. Tomar cualquier tipo de decisión puede parecer imposible para alguien con decidofobia, ya que no confía en sus propias opiniones.

Una persona con decidofobia puede depender excesivamente de otros para que le ayuden a tomar decisiones.

Incluso pueden recurrir a fuentes externas, como la astrología, para obtener asesoramiento. La decidofobia podría ser parte de un trastorno de salud mental más grande llamado trastorno de personalidad dependiente. Uno de los síntomas del trastorno de personalidad dependiente es depender de otros para tomar decisiones.

19. Eisoptrofobia (Miedo a los espejos)

La eisoptrofobia es un miedo a los espejos, a veces también conocida como espectrofobia o catoptrofobia. Las personas con este miedo son incapaces de mirarse en un espejo. Este miedo también puede extenderse a cualquier superficie reflectante.

  • Este miedo puede provenir de las supersticiones sobre los espejos.
  • Por ejemplo, una persona puede tener miedo de romper un espejo porque cree que le causará mala suerte.
  • Otros pueden temer ver algo sobrenatural en un espejo, como un fantasma.

En algunos casos, la eisoprofobia se desarrolla a partir de una baja autoestima, en la que una persona se avergüenza de su apariencia física y, por lo tanto, no quiere verla en un espejo. En algunos casos, puede llevar a la depresión.

20. Deipnofobia (Miedo a cenar con otros)

La deipnofobia es el miedo a cenar con otros. Esto a menudo se manifiesta como un miedo a las cenas y puede provenir del miedo a las conversaciones de la cena o de tener que llevar a cabo una conversación mientras se come.

Puede estar relacionado con una fobia social subyacente.

En muchos casos, la deipnofobia se desencadena por eventos traumáticos del pasado de un individuo, como ser ridiculizado cuando era niño por la forma en que comía o por no seguir la etiqueta adecuada en la mesa de la cena.

El miedo a cenar con otros también puede estar relacionado con el miedo a ser criticado por la forma en que una persona come.

Una persona con deipnofobia puede sentirse incómoda comiendo delante de otros y por lo tanto evitarlo. Las personas con deipnofobia tienden a comer solas o prefieren comer en silencio si comen con otras personas.

21. Fobofobia (Miedo a las fobias)

La fobofobia es un miedo a las fobias. Esto puede describirse como ansiedad que flota libremente, donde una persona gira en espiral en un círculo de ansiedad por el miedo mismo. En ese sentido, es una profecía autocumplida.

La fobia es comúnmente co-diagnosticada con otros tipos de fobias específicas y a menudo se asocia con trastornos de ansiedad.

Las personas con fobofobia a menudo evitan situaciones sociales u otras situaciones que pueden llevar a la ansiedad. Cuando es extremo, interfiere enormemente con la vida diaria de un individuo.


Entre las fobias más extrañas destacan:


Puedes compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *