Glosofobia
Glosofobia: Miedo a hablar en público
4.8 (95.56%) 9 votos

Aunque es habitual experimentar una cierta sensación nerviosa a la hora de enfrentarse a un auditorio para dar una charla, la persona que padece glosofobia siente un temor excesivo, incontrolable e irracional ante una situación de ese tipo.

Tal miedo exacerbado propicia que los niveles de ansiedad se disparen de manera anormal a la hora de hablar en público, no resultando extraño que se tienda a evitar ese trance.

Qué es la Glosofobia

La glosofobia es el miedo anormal, persistente, excesivo e irracional de hablar en público. Se trata de un tipo de fobia específica situacional limitada a las acciones relacionadas con hablar en público.

Quienes la padecen observan tan elevadas sensaciones de ansiedad cuando tienen que expresarse en público que casi siempre les impide realizar dichas acciones.

La diferencia entre esta alteración y la fobia social reside en el elemento temido. Mientras que en la fobia social el temor de la persona tiene que ver con cualquier tipo de actividad que precise socializarse, en la fobia que nos ocupa el elemento que se teme se ciñe a la actividad de hablar en público.

Características de una fobia que impide hablar en público

La respuesta de ansiedad del sujeto con glosofobia a la hora de hablar en público es extremadamente alta, hasta el punto de que suele conllevar la incapacidad para efectuar la actividad y, en casi todas las ocasiones, el escape de la situación temida.

Al mismo tiempo estos sujetos presentan una marcada tendencia a evitar las actividades que tengan que ver con hablar en público.

No en vano, son conscientes de su impresionante temor ante esas situaciones y por lo general optan por evitarlas, librándose así del consiguiente malestar.

Comúnmente termina repercutiendo de modo negativo en los distintos ámbitos en los que se desenvuelve la persona, como el educativo o el profesional, en el caso que de que en ellos se desarrollen las citadas actividades.

Sin embargo el miedo de una persona con esta fobia no solo se limita a las exposiciones orales académicas o laborales, sino que teme toda actividad de hablar en público con independencia del contexto.

Miedo a hablar en público

Las características principales de este temor fóbico son:

  1. Temor excesivo. Sobre todo se considera así al compararse con las exigencias reales de la situación
  2. Temor irracional. Es más, la persona que padece este desorden llega a tomar conciencia de que el temor es incongruente y desproporcionado
  3. Temor incontrolable. La citada toma de conciencia no es suficiente para que la persona sea capaz de tomar las riendas de la situación
  4. Temor permanente. Su traducción no es otra que tal temor se va a experimentar invariablemente cada vez que la persona pretenda desarrollar estas actividades
  5. Temor que lleva al abandono. Poder hablar de esta fobia implica que la persona abandone de forma efectiva la realización de la actividad de hablar en público, evitándola a toda costa

Qué la diferencia de la timidez

Los nervios y/o el temor a la hora de hablar en público son un fenómeno corriente y prevalente que con frecuencia se acentúa en personas con un notable grado de timidez.

Pese a ello, entender de manera adecuada esta fobia precisa partir de la base de que la que estamos analizando es una condición psicológica considerablemente distinta a la timidez.

De entrada, la timidez no constituye trastorno psicopático alguno mientras que la glosofobia sí.

La timidez es un término que se usa para la definición de una serie de rasgos de la personalidad del individuo que no se consideran patológicos.

Además las personas tímidas, aunque también puedan experimentar altas dosis de ansiedad con anterioridad, durante y con posterioridad al momento de hablar en público, finalmente son capaces de hacerlo, saliendo del paso mejor o peor.

Por el contrario, las personas con glosofobia muestran unas respuestas de ansiedad bastante más marcadas y un temor mucho más intenso hacia todo lo que supone hablar en público.

Tal miedo por lo general, llega a ser insuperable.

Además la principal diferencia entre esta fobia y la timidez recae en el tipo de temor presentado hacia estas situaciones. Así las cosas, mientras que una persona tímida cuenta con un temor a hablar en público calificado como normal, el miedo de la persona aquejada de esta alteración es calificado de fóbico.

Causas de este trastorno de ansiedad

La glosofobia no presenta una causa única sino que son varios los factores que se pueden encontrar involucrados en su desarrollo. Algunos de los elementos susceptibles de asociarse a ella son:

  • La vivencia de uno o varios episodios traumáticos personales en relación con la actividad de hablar en público
  • La visualización de uno o varios episodios traumáticos ajenos en relación con la actividad de hablar en público
  • La gradual evitación de la actividad de hablar en público
  • La creencias negativas en torno a la actividad de hablar en público que se hayan desarrollado durante las etapas tempranas

Síntomas del miedo a hablar a un grupo de personas

  • Intensa ansiedad previa a, o sencillamente ante la idea de tener que establecer comunicación verbal con cualquier grupo de personas
  • Intento de evitar aquellos eventos que centren la atención del grupo de personas
  • Sequedad de boca
  • Humedad en las palmas de las manos
  • Malestar físico, náuseas o sensación de pánico
  • Aumento de la presión arterial y de los latidos cardíacos
  • Incremento de la sudoración
  • Rigidez en el cuello y en los músculos superiores de la espalda

Cómo Superarlo

Superar esta fobia pasa por la realización de sesiones psicoterapéuticas, siendo la exposición al concreto elemento fóbico la principal baza para lograr hablar en público.

En esta línea, los tratamientos cognitivos conductuales están basados principalmente en la referida exposición, trabajando en estas situaciones las respuestas de ansiedad del individuo para ir superando la fobia.

Por último, hoy en día existen multitud de programas formativos para el aprendizaje de hablar en público que pueden ser de utilidad para el control de la ansiedad en esos momentos.

Puedes compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *