Agorafobia

No es malo preocuparse de vez en cuando, pero la agorafobia es cuando tus miedos te impiden salir al mundo, y evitas lugares porque crees que te sentirás atrapado y no podrás conseguir ayuda.

Con la agorafobia, es posible que se preocupe cuando esté dentro:

  • Transporte público (autobuses, trenes, barcos o aviones)
  • Espacios grandes y abiertos (aparcamientos, puentes)
  • Espacios cerrados (tiendas, cines)
  • Multitudes o hacer cola
  • Estar solo fuera de su casa

Usted puede estar dispuesto a ir a un puñado de lugares. Esto reduce las posibilidades de que cunda el pánico. Usted puede incluso temer salir de su casa.

Pero la buena noticia es que hay tratamientos que pueden ayudarle a relajarse.

Causas de la Agorafobia

Los médicos no están seguros de qué causa la agorafobia. Creen que es hereditario. Usted puede contraerla si tiene muchos ataques de pánico. Es entonces cuando tienes estallidos de miedo que salen de la nada y duran unos minutos.

Esto sucede cuando no hay peligro real.

La agorafobia es rara. Menos del 1% de las personas en los Estados Unidos lo tienen. Las mujeres son de dos a tres veces más propensas a tenerlo que los hombres, y es más común en adolescentes y adultos jóvenes.

Síntomas de esta fobia

Con la agorafobia, no irás a lugares que te asustan. Si terminas en uno, puedes ponerte muy ansioso. Los síntomas pueden incluir

  • Corazón rápido y palpitante (palpitaciones)
  • Sudoración, temblores, temblores, temblores
  • Problemas respiratorios
  • Sentir calor o frío
  • Náuseas o diarrea
  • Dolor en el pecho
  • Problemas para deglutir
  • Mareos o sensación de desmayo
  • Miedo a morir

Muchos de estos síntomas son los mismos para otras condiciones médicas como enfermedades cardíacas, problemas estomacales y problemas respiratorios. Por lo tanto, usted puede hacer varios viajes al médico o a la sala de emergencias antes de que usted y su médico se den cuenta de lo que realmente está sucediendo.

Los médicos suelen diagniosticar este problema preguntando:

  1. ¿Le da miedo o le resulta estresante salir de su casa?
  2. ¿Tienes que evitar algunos lugares o situaciones?
  3. ¿Qué pasa si terminas en uno de ellos?

Le hará un examen físico y tal vez algunas pruebas para descartar cualquier otro problema médico que pueda ser la causa.

Miedo a espacios abiertos y públicos

Tratamientos

El médico generalmente trata la agorafobia con terapia, medicamentos o una combinación. También hay algunas cosas que puede hacer en casa para sentirse mejor.

Terapia. Podrías intentar la terapia cognitiva. Puede enseñarle nuevas maneras de pensar o enfrentar situaciones que causan pánico.

Estas nuevas formas le ayudarán a tener menos miedo. También puede aprender ejercicios de relajación y respiración.

Algunas veces su terapeuta puede sugerirle terapia de exposición, en la cual usted trata de hacer lentamente algunas de las cosas que lo ponen ansioso.

Medicamentos

Existen muchos medicamentos que su médico podría sugerir para la agorafobia. Los tipos más comunes son los antidepresivos y los ansiolíticos.

Los médicos a menudo comienzan con una dosis baja de uno de estos medicamentos que eleva el nivel de una sustancia química para sentirse bien en el cerebro, llamada serotonina.

Algunos de los medicamentos que elevan la serotonina son Celexa, Effexor, Zoloft, Lexapro y Prozac.

Usted probablemente tomará medicamentos durante al menos 6 meses a un año. Si usted se siente mejor y ya no está estresado cuando está en lugares que solían asustarlo, su médico puede comenzar a disminuir la dosis de su medicamento.

Cómo tratar con este trastorno

Los cambios en el estilo de vida también pueden ayudar. Haga ejercicio regularmente y coma una dieta saludable. Evite la cafeína y el alcohol. Pueden empeorar los síntomas.

Puedes compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *